Prosopopeya. El alma en todo